domingo, 25 de febrero de 2018

Por quienes SUEÑAN con el futuro... Y por quienes SON el futuro.

...

Compartiré con usted unas de mis habituales reflexiones, motivadas siempre por cosas que veo o escucho que despiertan particulares sentimientos en el aprendiz de todo que llevo dentro, en la persona que -sean cuales sean mis limitaciones- no está limitada a la hora de imaginar, de soñar y de congeniar con los soñadores.

Mire usted, en estos tiempos en los que tan asiduamente hablan de la necesidad de incentivar y premiar el talento -mientras lo ningunean, confundiendo la igualdad de oportunidades con el desprecio de la excelencia-, en estos tiempos en los que claman por la experiencia -mientras dejan que los expertos se jubilen sin transmitir sus impagables conocimientos-; en estos tiempos en los que lloran la falta de visión de futuro -mientras manipulan y confunden hasta la paranoia a quienes están destinados a propiciarlo-... En estos tiempos en que los charlatanes tienen el poder o aspiran a detentarlo, aprovechando y/o propiciando la ingenuidad y la ignorancia que intencionadamente promueven; en estos tiempos conviene, entre tanta tarea pendiente y tanta manipulación, recordar lo cerca que están cosas tan engañosamente lejanas.
Cosas tan políticamente alejadas y desconectadas.

Debe usted esforzarse al máximo para sobreponerse a las consignas de los charlatanes, los voceras, los llorones y, en general, los manipuladores cantamañanas; para centrarse en no perder de vista la conexión, tan poderosa y evidente como olvidada, que existe entre estas imágenes:


...
...
...


Insisto: el olvido de la relación, la poderosísima e incuestionable conexión que existe entre estas cuatro imágenes por parte de los mismos que charlan, vocean y lloran por la falta de oportunidades y el desperdicio de la experiencia; nos está llevando a extremos en los que lo absurdo y lo suicida no sólo se dan la mano, sino que se abrazan apasionadamente antes de echarse al pozo.

Por eso valoro, cada vez más -desde la perspectiva de mis muchos años, y de mi mucha experiencia desaprovechada-, todos aquellos proyectos, todas aquellas empresas tras las cuales hay un grupo de jóvenes entusiastas que luchan contra vientos y mareas institucionales, y/o expertos que no se resignan a desaparecer llevándose todo lo que han aprendido al otro mundo.

Y quiero dejar muy claro, para quienes anteponen la (in)corrección política a la sensatez, que no hablo de jóvenes o expertos; sino de jóvenes muy preparados y apasionados por lo que hacen, y de no tan jóvenes con mucha experiencia y un espíritu casi infantil que les lleva a luchar contra los dragones, vencerlos y utilizarlos como portadores de vehículos con los que aventurarse en el espacio exterior, para conquistar el futuro.

Me quito el sombrero ante ellos y sus sueños ya hechos realidad o a las puertas de hacerse, sobre todo cuando los sacan adelante rodeados de esa plaga de sinvergüenzas e incompetentes con los que les ha tocado compartir el planeta.
Porque esas excelencias y esas calamidades, se distribuyen con impecable regularidad a todo lo largo y ancho de esta sufrida esfera azul. 

...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LAS COSAS CLARAS Y EL CHOCOLATE ESPESO.

... Un profesional de las emergencias (Bombero, Policía Nacional, Guardia Civil...) que maneja drones, NO es un piloto de drones. Pu...